Cornón, cara norte. Corredor Derecho, 200 m, III/2.  Alto Campóo

Teníamos pendiente una escapada a la vertiente norte de estos montes campurrianos que tantas veces hemos visitado con esquís y que ofrecen unas cuantas líneas para hacer montaña invernal.
La zona del Cornón seguro que es la más transitada, aunque también salen canales en el Bóveda o la Tabla.
Son corredores cortos, a lo que si sumamos que tienen una aproximación muy cómoda, los hacen ideales para media jornada o cortas ventanas de buen tiempo. En apenas una hora desde el coche puedes estar colgándote el material.
Dejamos el coche en el refugio Solvay, en las inmediaciones de la estación invernal de Alto Campóo.
Croquis de la ascensión

Seguimos el camino que nos lleva al collado de la Fuente del Chivo (carretera) con el Cornón y Bóveda a nuestra derecha. Para acceder a la vertiente septentrional buscaremos el collado que conforman estos dos montes. La aproximación es evidente.

Croquis de la ascensión
Croquis de la ascensión

Nieve muy dura en todas las palas orientadas al sol.

Una vez en el amplio collado, encontramos una estaca desde las que se monta el rápel que nos deposita en la otra vertiente.

Croquis de la ascensión

En este caso, la cantidad de nieve polvo acumulada al norte hace posible descender sin rapelar.

Croquis de la ascensión

Poco después ya vemos las entradas a los corredores más habituales. Sólo hay que hacer un corto vadeo al oeste para situarnos bajo sus verticales.

Croquis de la ascensión

Poco después ya vemos las entradas a los corredores más habituales. Sólo hay que hacer un corto vadeo al oeste para situarnos bajo sus verticales.

Los más frecuentados los llaman el “Izquierdo” y el “Derecho”. Vemos enseguida que hemos madrugado poco, ya que en el de la izquierda hay dos cordadas metidas y otra más esperando.
Tiramos al Derecho sin dudarlo al observar que no hay huella.

Entrada del corredor Izquierdo

Comentar que estos corredores estando en buenas condiciones dan para pasar un buen rato. Están equipadas las reuniones con cáncamos en la roca y se puede tirar hasta cuatro largos de unos cincuenta metros.
El corredor Derecho tiene algo más de doscientos metros. La pendiente general será de unos 45 o 50º con dos o tres cortos resaltes entre 60 y 70º, o en ocasiones -como la nuestra- con ninguno.
Entramos por una pala de 45º en dirección a un gran bloque en medio de la canal. A su izquierda aparecen unos metros de hielo y nos encaminamos hacia ellos, aunque también es posible esquivar el bloque por su derecha con una dificultad similar.
Hielo hueco, de unos 5 cm. Echamos un largo ya que trajimos los aperos.
Croquis de la ascensión
Croquis de la ascensión

Vista hacia abajo

La pendiente se acentúa en algún tramo a 60º más o menos y estiramos las cuerdas para montar reunión con los piolets en nieve costra y un afloramiento de hielo.

Croquis de la ascensión

Arriba a la izquierda se aprecia una canal más estrecha y empinada que da acceso a la zona de salida.

Croquis de la ascensión

Rafa saliendo por encima del bloque, con el Cueto de la Concilla tras él.

Guardamos las cuerdas ya que no van a servir de nada. La nieve o está polvo, o está dura pero costra, el hielo escaso y hueco y los cáncamos instalados en la roca a saber donde quedan.
Encima de nosotros y con tendencia a la izquierda sale una canal algo más estrecha por la que buscaremos la zona superior del corredor.
Croquis de la ascensión

Aquí encontraremos algún tramo más empinado y seguro que, en otras condiciones, puede aparecer algún resalte.

Croquis de la ascensión

Tras este pasaje nos asomamos a unas campas de nieve costra en las que se adivina ya la salida que, al abrirse el corredor, la podemos hacer por donde queramos.

Alternamos zonas de nieve costra dura, con otras de nieve polvo.
Croquis de la ascensión
Croquis de la ascensión
Croquis de la ascensión

Al oeste, vemos el cordal de Peña Sagra y a su izquierda, parte de los Picos de Europa.

Avanzamos hacia la derecha, un poco más altos que la salida normal y justo antes del final nos topamos con unos pequeños banzos verticales de hierba “barnizados” con tres dedos de hielo en los que ni entran bien las manos, ni los pies. Agarra mal todo. Algo expuesto.
Croquis de la ascensión

En los últimos metros

Prestamos atención para evitar sustos de última hora y en nada aparecemos cerca de la antecima del Cornón.
Croquis de la ascensión
Croquis de la ascensión
Un corto paseo y estamos arriba, 2125 m.
Croquis de la ascensión

El descenso en poco más de 40 minutos caminando por las suaves laderas sureste de esta montaña.

En resumen, una bonita zona con una aproximación muy cómoda y en la que podemos encontrar desde corredores sencillos como estos, hasta escaladas interesantes en mixto o hielo cuando se dan las condiciones. Dificultad, como siempre, variable según la nieve, temperaturas etc. En esta ocasión apareció algún tramo a 60º y pequeños “banzos” algo más verticales. Lo demás a 45 o 50º.
Posible aproximación en esquís, aunque con lo corto y cómodo de la aproximación queda a la elección de cada uno.

2018-10-12T07:43:31+00:00
Translate »