Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Desde Plaza de Mulas vemos la cara noroeste del Aconcagua, por donde discurre su ruta normal de ascenso.

Aconcagua, 6962 m. Ruta Normal.

La cumbre del Aconcagua con sus 6962 m (según el IGM), es la cima más alta de América del Sur. Su nombre original procede de la lengua quechua «Ackon Cahuak» que se podría traducir como «el centinela de piedra». Esta montaña está en territorio argentino, en el departamento de las Heras, provincia de Mendoza, (70º01´ longitud oeste y 32º39´ latitud sur) y sobre la misma, se han trazado más de treinta rutas de ascenso para montañeros de todos los niveles. Ser la montaña más alta de un continente y estar dentro del circuito de las «siete cumbres» supone contar con un elevado número de montañeros que intentarán su ascenso, de los que, aproximadamente la tercera parte, llegan a la cumbre. En este post describiremos su ruta normal, que discurre por su vertiente noroeste. Aunque las fotos son del año 2009, los datos que se facilitan están actualizados.

Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Mapas de situación y acceso.

Recomendaciones básicas

Lo primero visita este sitio web para tener la información necesaria de como es el parque y como está regulado.

Al estar en el hemisferio sur, su temporada normal coincide con nuestro invierno, siendo el mes de enero (temporada alta) el más propicio para su ascenso.

Es una montaña alta y por consiguiente fría y con fuertes vientos, pudiendo llegar a los -30º y rachas de hasta 200 km/hora en condiciones desfavorables. La ropa y las tiendas que utilicemos deberán soportar estas condiciones meteorológicas.

La ruta normal no tiene dificultad técnica ninguna, no exigirá más material de escalada que unos crampones y un pilolet, pero debemos tomar en serio que subiremos hasta los 7000 metros, en los que la concentración de oxígeno será similar a un 7500 del Himalaya al tener el pico una ubicación muy meridional dentro del globo terráqueo. Esto requerirá un conocimiento previo de cómo aclimatar, de los efectos de la altitud en el cuerpo, de las medicaciones que debemos llevar con nosotros y como utilizarlas de manera correcta en caso de ser necesario. Añadir que el aire, además de «escaso» es excesivamente seco.

Aún así, es una montaña que se deja hacer. Los casi 41 km que recorreremos hasta su cumbre en varios días, hará que nos se nos atraganten los 4000 metros de desnivel a superar.

Para poder entrar en el parque y ascender el pico nos exigirán un permiso de ascensión que obtendremos en la ciudad de Mendoza, siendo la temporada alta entre el 15 de diciembre y el 31 de enero. El permiso de ascenso es válido por 21 días. Se paga en efectivo, en dólares o pesos argentinos (Para la temporada 18/19 cobran unos 800$). La dirección (nueva) de la oficina está en Parque San Martín (Rotonda caballitos de Marly – Parque Gral. San Martín de la ciudad de Mendoza).

Contrata en Puente del Inca el porteo de una mula (o lo que necesites a mayores) para solventar el largo trayecto hasta el campo base (28 km hasta Plaza de Mulas). Cada mula carga con 60 kilos. Yendo solo conseguí precio por «media mula» (30 kilos).

Todos los servicios, desde mulas, porteadores, guías o cualquier otro lo puedes conseguir en varias agencias que preparan con todo detalle esta ascensión.

  • Fernando Grajales – Con esta agencia contraté el porteo entre Horcones y el campo base; Es una empresa pequeña y familiar, con más de 43 años de servicio. El trato fue muy bueno. Actualmente tienen Internet en el campamento base y al mejor precio.
  • Inka – Esta agencia es la más grande del parque.

Acceso al parque. Valle de Horcones.

Hasta Mendoza llegamos desde Buenos Aires en avión o autobús. Hay unos 1100 km. Lo que sale más barato es comprar un billete nocturno en autobús cama. Comprando el servicio más alto (cama ejecutivo) que ronda los 65€, viajaremos por la noche totalmente horizontal ahorrando un alojamiento y descansando perfectamente. Además el servicio de cena y desayuno está bien.

Una vez en Mendoza ya con todo preparado, viajaremos en bus por poco dinero hasta Penitentes y Puente del Inca llegando en unas 4 horas (Ruta Internacional N°7). Saliendo a las 6 de la mañana aprovecharemos para iniciar la aproximación ese mismo día.
Penitentes está ubicado a 165 km. desde la ciudad de Mendoza y a 6 km. de la entrada del parque y cuenta con una excelente infraestructura de hoteles y hosterías por si necesitamos pernoctar.
Puente del Inca 10 kilómetros más allá. Es el último pueblo del trayecto donde nos deja el autobús. Cuenta con correo, hostería y refugio y está a 2750 msnm. Desde aquí nos acercarán a la entrada del parque.

Aconcagua, 6962 m. El techo de América
En Puente del Inca, encontramos las diferentes agencias donde ultimar los detalles para el comienzo de la excursión.
Aconcagua, 6962 m. El techo de América
En la entrada del parque hay una caseta de guardas donde tenemos que registrarnos, enseñar la documentación etc.

Aproximación al campo base (Plaza de Mulas)

Puesto de guarda parques – Horcones 2950 m.
Punto de partida

A 3 km. de Puente del Inca hacia el noroeste se encuentra el Valle de Horcones. Después de pasar la Pirámide del complejo aduanero y dejando la ruta N°7, se entra a un camino de tierra que conduce hasta el puesto de guardaparques.

Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Cartel de entrada al valle de Horcones con la montaña al fondo tapada por la nube

Horcones 2950 m a Confluencia 3400 m.
Distancia: 8,5 km. Desnivel: 400 m.

Terminados los trámites, se sigue el mismo valle pasando por la orilla de la laguna de Horcones y así continuar camino sobre la margen izquierda del río homónimo, hasta encontrarse con el primer puente (construido cuando se realizo la película Siete Años en el Tíbet), que se cruza hacia la derecha. A partir de este punto se mantiene la margen derecha del río, siguiendo una huella angosta y bien marcada por el tránsito de las mulas. Después de hacer 9 km. desde el comienzo, se llega a la unión de los ríos Horcones Superior y Horcones Inferior; este lugar se llama Confluencia. Aprovecho a pasar aquí la primera noche en una tienda que me ceden ya que mis enseres llegarán a Plaza de Mulas la mañana siguiente. Preguntar cuando dejan el porteo en el campo base y ser previsor de meter lo imprescindible en la mochila para hacer la aproximación.

Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Confluencia es el sitio donde hacer la primera noche si no queremos hacer los 28 km del tirón hasta el campo base.

Desde Confluencia se pueden visitar Plaza de Francia (4200 m) donde se ve toda la cara sur de la montaña o seguir la huella hacia Plaza de Mulas. Siguiendo esta última, cruzamos el río por un puente y giramos a la derecha (margen izquierda). Continuaremos en dirección noroeste siguiendo el curso del río en suave ascenso.  Pasaremos una pradera pantanosa que después se torna en una huella bien marcada sobre una curiosa tierra roja que nos va a dejar en Playa Ancha. Una piedra grande marca el comienzo de esta árida quebrada.

Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Desde Plaza de Francia podemos ver la espectacular cara sur del Aconcagua.

Confluencia, 3400 m, Plaza de Mulas 4370 m.
Distancia: 20,2 km. Desnivel: 990 m.

Caminando sobre esta amplia quebrada podemos observar el cerro Pirámide de 6000 m y la parte final de la pared sur del Aconcagua, con sus dos cumbres. Recorremos Playa Ancha teniendo que cruzar varias veces el río Horcones Superior hasta llegar al pequeño refugio de piedra Teniente Ibáñez (3752 m. 21,9 km). Después seguimos sobre la margen derecha del río donde el sendero nos llevará por encima de algunas morrenas. Tras varios sube y baja llegamos a las ruinas de la antigua Plaza de Mulas Inferior (4080 m, 26,8 km). En este punto ya podemos ver la imponente cara oeste. A partir de aquí, tendremos que remontar una empinada ladera -la llamada Cuesta Brava-. Nada más superarla cruzamos un arroyo y por morrenas pasamos el campamento del ejercito argentino (antigua Plaza de Mulas) dando en apenas 10 minutos con Plaza de Mulas, 4370 m y a 28,7 kilómetros de distancia de Horcones. Campo base.

Aconcagua, 6962 m. El techo de América
El amplio cauce verde del río Horcones se vuelve treméndamente árido al llegar a Playa Ancha.
Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Arriero controlando las mulas camino del campo base.
Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Cumbres norte y sur vistas desde la aproximación.

Ruta Normal del Aconcagua, 6962 m. Cara noroeste, Fácil.

Plaza de mulas, 4370 m, Plaza Canadá, 5050 m.
Distancia: 3,1 km. Desnivel: 680 m.

La huella comienza en el sector este de Plaza de Mulas sobre una pindia cuesta con zig-zags y en travesía hacia la derecha. En esta zona atravieso una curiosa formación de grandes penitentes, superando algunos los 2 metros de altura. Pasado este curioso laberinto llegamos al Semáforo a 4430 m. Desde aquí comienza otro repecho en la que el sendero dibuja amplias revueltas que nos elevan suavente para salvar desnivel de forma paulatina. Sobre los 4700 metros encontramos un lugar protegido del viento que denominan Piedras Conway que suele ser punto de descanso. Lo pasamos y seguimos ascendiendo en zig-zag hasta llegar a una travesía hacia la izquierda cerca de las faldas de un gran saliente rocoso que se supera por la derecha. Una vez encima del mismo entramos en la enorme planicie del campo 1, tambien llamado Plaza Canadá, 5050 m. Buenas vistas al sur del Nevado del Plomo, 6120 m y el Juncal, 6180 m. Sobre nosotros la cara oeste del Aconcagua.

Anotar que antes de los últimos zig-zag que nos dejan en Canadá, cabe la posibilidad de desviarnos hacia la izquierda tomando otro sendero que evita el campo 1 y se dirige directamente hacia Cambio de Pendiente. Variante utilizada para ir directamente desde el campo base a Nido de Cóndores.

Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Instalado en el campo base.
Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Plaza de Mulas en 2009.
Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Campo de penitentes camino de Plaza Canadá
Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Atardecer en el campo 1 (Plaza Canadá, 5050 m), con el cerro Cuerno (5462 m) detrás.

Plaza Canadá, 5050 m, Nido de Cóndores 5550 m.
Distancia: 3,1 km. Desnivel: 680 m.

Salimos de Canadá en dirección noroeste (izquierda) hasta unas rocas que despuntan sobre la ladera. Aquí el terreno se enedereza de nuevo dibujando de nuevo unas zetas que en en este punto ya son sobre nieve. En un momento llegamos a una zona donde la inclinación disminuye volviéndose más liviana. Es el llamado Cambio de Pendiente, 5230 m. Desde aquí sin ninguna dificultad más que seguir la huella por la nieve, llegamos de forma directa hasta el campo 2, Nido de Cóndores a 5380 m. Es una zona amplia y plana, pero muy desprotegido de los frecuentes vendavales. Si estás fuerte o aclimatado, este será tu primer campo.

Aconcagua, 6962 m. El techo de América
A partir de Plaza Canadá, comienzan tramos nevados, pero con poca acumulación. Los fuertes vientos barren estas laderas constantemente. Al fondo de la imagen las tendidas laderas que llevan a Nido de Cóndores.
Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Nido de Cóndores, 5550 m.

Nido de Cóndores, 5550 m, Cólera, 5970 m.
Distancia: 3,1 km. Desnivel: 400 m.

El camino continúa hacia el tomando como referencia una pequeña franja rocosa. Se la rodea por su margen izquierda hasta colocarse por encima de ella y así retomar dirección sur. Subimos unas zetas y nos situamos debajo de otra gran franja vertical que esquivamos por la izquierda hasta situarnos en la parte superior de ésta. Al poco tiempo vemos dos pequeños refugios de madera destartalados. Estamos en Berlín, 5940 m. Antes, éste era el lugar donde se montaba el último campamento, pero actualmente se continúa apenas 100 metros más arriba para instalarlo. Desde Berlín hacia el este llegamos a un murete fácil (Piedras Blancas) que nada más sobrepasarlo nos deja en el campo 3; Cólera, 5970 m.

Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Dibujos de nubes formados por el fuerte viento.
Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Vista hacia el oeste desde 5800 m.
Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Dos antiguas cabañas de madera componían el campamento Berlín a 5930 m.

Cólera 5970 m, cumbre del Aconcagua 6962 m.
Distancia: 3,8 km. Desnivel: 1032 m.

Desde Cólera se suele atacar actualmente la cumbre del Aconcagua, aunque por encima aún encontraremos más lugares para acampar si no queremos salvar del tirón los 1000 metros hasta la cima.

Salimos en dirección a un pequeño collado que nos permite ver la ladera este con un pico nevado al fondo (Cerro Tambillos, 5450 m). Desde esta ventosa horcada se sigue en dirección sureste hasta otro sector rocoso llamado Piedras Negras, 6200 m. Dejamos atrás este tramo y comienza un repecho  que nos llevarán a la parte superior de una pequeña lomada donde se ubica el refugio de Independencia a 6400 m. Al igual que Berlín, se encontraba también en malas condiciones. En este punto confluye la ruta del glaciar de los Polacos que sube desde la otra vertiente, siendo desde aquí el camino común hasta la cumbre.

Pasamos Independencia y nada más subir 30 metros llegamos al bien denominado Portezuelo del Viento en el que puede haber días que sea totalmente imposible su tránsito. Tras él, se entra en un largo y tendido tránsito hacia el suroeste, hasta llegar a la base de la famosa Canaleta. Esta zona suele estar sin nieve y barrida por el viento, pero no siempre, pudiendo tener pendientes de hasta 40º. En el comienzo de la Canaleta, existe una oquedad protegida llamada la Cueva (6650 m). Es un punto bueno para descansar y comer algo antes del último esfuerzo.

Nos metemos en la Canaleta por el lado derecho que es un poco menos empinado. En ningún momento superará los 40º y es fácil aunque el terreno está suelto. Si lo encontramos con nieve será aún más rápido su ascenso por la marcada huella. Lo más peligroso serán las posibles piedras que tire la gente (en caso de que tengamos alguien por delante). A estas alturas de la ascensión lo normal es que el caminar sea pesado y la progresión lenta.

Terminamos la Canaleta y nos montamos sobre el Filo del Guanaco. Así llaman al último tramo de arista que viene de la cumbre sur y que conecta ambas cimas. Lo recorremos hacia la izquierda (noreste) justo por debajo de la divisoria. Al final del mismo, un pequeño banzo nos deja en la amplia cima principal del cerro Aconcagua, 6962 m. En la cumbre, nos espera la célebre cruz de aluminio con la que todos nos fotografiamos con la pared sur al fondo.

Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Camino a la cumbre desde el último campo de altura. El llamado «Gran Acarreo».
Aconcagua, 6962 m. El techo de América
El pequeño refugio-vivac de Independencia (6380 m) en un primer intento de cumbre frustrado por la tormenta.
Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Montañeros llegando al Portezuelo del Viento.
Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Entrada de la Canaleta tomada desde la Cueva. Foto tomada durante el descenso.
Aconcagua, 6962 m. El techo de América
En el Filo del Guanaco comenzó a nevar, pero dejó ver la cumbre Sur.
Aconcagua, 6962 m. El techo de América
Foto obligada en la cruz de la cumbre.
Croquis del Ascenso
Track

El descenso.

la bajada la podemos hacer al gusto, dependiendo de nuestras fuerzas y los tiempos de ascensión que llevemos. Lo normal es dormir de nuevo en Cólera a 6000 metros, y desde allí en otra jornada alcanzar el campo base (Plaza de Mulas, 4370 m)

Después en un largo día pero contentos si hemos tocado la cruz, desharemos los casi 29 km hasta la laguna de Horcones, donde comenzamos esta aventura unos días antes.

Actividad realizada en enero de 2009

2019-03-25T08:31:24+00:00
Translate »