Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Torre de Santa María, 2486 m. Pili Cristina, 300 m. IV/4+ (M4)

En la cara norte y noreste de la Torre de Santa María podemos encontrar un ramillete de excelentes vías para la práctica de la escalada invernal. Por desgracia, no todas las temporadas se llegan a formar, por lo que hay que estar atento al estado que presentan para poder afrontarlas en buenas condiciones.

La Pili Cristina (al igual que la Directa o las vías a su izquierda) es una de las líneas más bonitas y técnicas del Cornión, en la que tendremos que escalar largos de hielo con tramos verticales, además de sortear varios resaltes en una marcada canal que se estrecha y empina hasta convertirse en una bella goulotte.

A la dificultad técnica de la vía tenemos que sumar un descenso laborioso por los rápeles del corredor del Marqués y una larga aproximación hasta el corazón del macizo. Teniendo en conjunto una actividad muy completa pero también muy exigente.

Croquis de la ascensión
La vía original va por la cascada de hielo. De no estar formada se entra por la fisura de la derecha (M4, 80º).

La historia de esta escalada invernal -como casi todas las invernales a esta montaña- corre a cargo de Juanjo Arrieta y de Gonzalo Suárez Pomeda. El propio aperturista nos cuenta cómo estudió la línea y el porqué del nombre.

La vía, en verano, la empecé con Pili y un amigo (Mariano Blanc), cuya mujer se llama Cristina, pero (creo que es en el segundo largo cuando te sales a la izquierda por una zona algo pulida, estaba cubierta de una fina capa de escarcha (era el 1 de octubre) y nos dimos la vuelta; al año siguiente, volví con otro amigo Leopoldo Campo, cuya mujer, también se llama Cristina  y ya terminamos la vía, de ahí su nombre. La primera invernal la conseguí al primer intento con Gonzalo (Suárez Pomeda). Era el 11 de marzo de 1979

Dificultad: En el arranque, si está bien formado, tenemos un largo de hielo con tramos a 90º. De no ser así, superamos a su derecha una fisura expuesta de IV o algo más y 80º. Tras la cascada un pequeño resalte y de seguido, otro de unos 5 metros a unos 80º menos formado y expuesto. Todo esto nos deja en una profunda canal de 55/60º que encontramos casi entera en hielo. En el penúltimo largo (una vez alcanzado el hombro NE) se supera un corto banzo y se hace una travesía a 50º hasta empalmar con la última reunión del corredor del Marqués.

Material: Montando las reuniones en hielo, llevaría 7 u 8 (cortos y medianos). Un juego de aliens y friends del 0.75, 1 y 2. También pueden ser útiles un par de clavos.  La canal está prácticamente limpia de equipamiento y hasta llegar al “Marqués” sólo encontramos un spit -después de la cascada de entrada- y poco más arriba un pitón.

Descenso: No es sencillo bajar de esta torre en invierno. Desde la cumbre rapelamos por el corredor del Marqués, que cuenta con las reuniones equipadas, intentando destrepar la zona de la vira

Aproximación: Es larga. Podemos partir temprano desde Pan de Carmen donde dejaremos el coche, o ahorrarnos 400 m de desnivel y poco más de una hora si dormimos en el refugio de Vegarredonda, por el que tendremos que pasar. Después del mismo, nos elevamos dirección sur camino del collado de la Fragua (entre la Altiquera y el primer Argao). Pasado el collado y con la vertiente norte de la montaña a la vista, sortearemos una serie de jous en un sube y baja continuo que nos lleva directos a pie de pared.

LA ESCALADA:

La canal es evidente y se comienza ligeramente a la izquierda de la parte media de la pared y terminando en el hombro este. La vía no tiene apenas seguros fijos, pero habiendo hielo, se asegura estirando al gusto las cuerdas. Unos cuatro largos serán suficientes para superar la canal y otros dos para alcanzar la cima.

Croquis de la ascensión

1º Largo, 40 m. 90º (M4)

Si el hielo llega abajo entramos a 70º hasta un tramo a 90º. Es el paso más técnico y complejo de la escalada. Tras superarlo pasarle, afloja a 75/80 hasta un spit que encontramos pocos metros por encima a la derecha y que podemos utilizar para el pimer relevo. Lo reforzamos fácil con un friend del 2 en una fisura a la derecha.

De no estar formada la cascada hasta abajo, una fisura vertical a la derecha nos permite entrar en el corredor. Saldrá una trepada vertical  y en placa expuesta (M4) y la salida al corredor a 70/80º.

Croquis de la ascensión
Arranque de la vía en un largo de hielo a 90º justo por encima del escalador.
Croquis de la ascensión
Croquis de la ascensión
R1 sobre un spit reforzado con un 2. Sólo encontramos un clavo más en toda la vía

2º Largo, 55 m. 80º, (M4)

Nada más salir de la reunión, corto resalte de unos dos metros que nos deja al pie de otro resalte, más alto y bastante más dificil. A su derecha verglas sobre placa y de frente lo escalamos abriéndonos a la pared de la derecha (80º o M4). Al superarlo, la pendiente cede (55º) y estiramos máximo hasta situarnos bajo otro murete de hielo que cierra el paso. Montamos reunión con dos tornillos.

Croquis de la ascensión
Comienzo del segundo largo con un par de resaltes que pueden llegar a 80º

3º Largo, 50 m. 75º

Atacamos los 4 o 5 metros de hielo en un pasaje estrecho muy bonito. Al salir la pendiente se queda a 60, en una goulotte completa de hielo realmente bella. Estiramos más o menos y montamos reunión también con dos tornillos.

Croquis de la ascensión

4º Largo, 55 m. 55º

En este largo ya vemos la salida de la canal. Remontamos la estrecha línea a unos 55º hasta llegar al hombre este de la montaña. Aquí confluye también las vias de la izquierda y las de la cara este de la montaña (Arrieta/Marquínez, Espolón de los Asturianos, la Derecha). La reunión también sobre hielo con dos tornilos.

Croquis de la ascensión
Croquis de la ascensión

5º Largo, 55 m. 50/60º

En esta tirada vamos a la derecha bajo el espolón a buscar el corredor del Marqués. Superamos un corto zócalo de hielo y hacemos la travesía hacia la derecha (con nieve dura o hielo expuesta) y en ligero descenso alcanzamos la última reunión del Marqués. Reunión equipada con clavos y cordinos.

Croquis de la ascensión
Las cuerdas marcan la salida de la canal. El montañero de la foto viene de otra vía más a la izquierda, compartiendo recorrido a partir de aquí.

6º Largo, 35 m. 50/55º

Remontamos de frente el diedro tumbado y pasamos en travesía a la derecha bajo la misma arista, evitando los escarpes rocosos hasta montarnos sobre la misma a escasos metros del punto más alto de la Torre de Santa María. Reunión en los bloques de la cima o en la instalación de rápel que hay pocos metros antes sobre la misma arista.

Croquis de la ascensión
Croquis de la ascensión
Bien contentos en la cumbre.
Croquis de la ascensión
Norte de Peña Santa
Croquis de la ascensión
Torre del Torco, Las 3 Marías y Torre de Enmedio

Descenso:

El descenso de esta torre es laborioso y lleva tiempo. Utilizamos la primera instalación de rapel que tenemos sobre la misma arista cerca de la cima y que nos deja en la amplia vira del “Marqués“. Luego destrepando hasta las reuniones de la parte baja de este corredor que nos dejan en la base de la montaña, con un último rapel algo volado.

Croquis de la ascensión
Tercera Torre de Cebolleda durante el descenso

Ya solo nos queda deshacer el largo camino de vuelta seguro que felices de haber escalado una montaña tan bonita por una vía tan completa.

28 de diciembre de 2019, Fernando Becerril y Jose Tascón.

2020-01-18T06:59:57+00:00
Translate »