Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Neverón de Urriellu, 2548 m. Corredor Noreste, 250 m. III/2

El Neverón de Urriellu es una montaña con dos cumbres bien diferenciadas que se sitúa sobre la vega de Urriellu, justo frente a la cara oeste del Picu. Desde la vega, vemos la vertiente noreste de la misma donde ofrece una amplio muro  vertical que cae sobre un pequeño circo de origen glaciar. En el medio de este muro y entre ambas cumbres, una rectilínea canal orientada al este divide por completo la montaña formando en invierno una interesante línea de ascenso convertida ya en clásica.

Croquis de la ascensión
Croquis de la actividad sobre la foto tomada por el guía asturiano Fernando Calvo.

La primera escalada invernal corre a cargo de Miguel Ángel García Gallego, Antonio Gómez Bohorquez “Sevi”, Nando Marné y Fulgencio Garijo el 20 de marzo de 1974. Algunos de ellos formaban parte del equipo que en esas fechas bregaba en la apertura de la “Directísima” en la oeste del Urriellu.

La dificultad de esta actividad es moderada,  con pendientes hasta 55º y un posible paso de roca o mixto en la entrada. Mencionar la salida de la canal donde en caso de existir cornisa puede poner muy complicado escapar. La trepada a cumbre no excede del II+.

El material dependerá mucho de las condiciones del corredor. Serán útiles 2 o 3 clavos, un par de tornillos, cintas y alguna estaca o ancla de nieve. Buena reunión tras el resalte de entrada a la izquierda (dos pitones y cordino) y nada más salir del corredor, también contamos con un spit con cordino y maillón (dos metros a la izquierda en la otra vertiente).

El descenso será largo. Lo haremos hacia el circo de la Párdida (suroeste). Podemos rapelar desde el spit de salida (no obligatorio) y luego caminando por el fondo de hoyo para virar al norte hasta la horcada Arenera. Desde la misma podemos enfilar hasta la Brecha de los Cazadores, entre el Diente de Urriellu y el propio Neverón (55º clavo y cordino) o también ladear hasta la Corona del Raso por el camino de verano si no está muy expuesto el paso. Valorar si está en condiciones un posible corredor entre el Neverón Sur y la Párdida.

La aproximación  la haremos desde Sotres, tomando la pista que lleva a Áliva y desviándonos al poco hacia la derecha en los Invernales del Texu. En 15 minutos llegamos a Pandébano (1120 m) donde dejamos el coche. Nosotros partimos desde aquí antes de amanecer, pero podemos dormir la noche anterior en el refugio de la vega de Urriello, evitando madrugones y ahorrándonos 900 metros de desnivel. Anotar que en pleno invierno, la aproximación desde Pandébano a la vega de Urriellu es expuesta con acumulaciones de nieve, ya que en las inmediaciones del collado Vallejo se desencadenan fuertes aludes. Este tramo puede llegar a tener más compromiso que la propia actividad.

Croquis de la ascensión
Primeras luces sobre la cara noreste del Neverón de Urriello desde el collado Vallejo.

Dejamos la vega y nos encaminamos hacia el oeste por el camino que en verano lleva a la Corona del Raso. Al poco tiempo lo abandonamos y empezamos a ganar altura hacia la izquierda avanzando de forma evidente hacia el circo del Neverón.

Croquis de la ascensión
Desde el refugio de la vega de Urriellu en apenas una hora te sitúas bajo cara noreste

En un cómodo y amplio rellano podemos colocarnos el material al pie de la vía. Comenzamos ganando metros por pendientes de 40 o 45º hasta un resalte de roca que puede estar completamente tapado o exigir una corta trepada en mixto (III) o hielo (55/60º). Tras superarlo, unos metros más arriba en el murete de la izquierda, vemos una buena instalación con dos clavos y cordino donde hacer reunión en su caso.

Croquis de la ascensión
Las primeras palas tienen orientación norte y encontraremos la nieve más dura o incluso hielo.
Croquis de la ascensión
Tras el resalte de entrada agotamos la pala (55º) hasta que aparece la canal a la derecha

Al final de este primer tramo llegamos a la pared donde se abre a nuestra derecha la canal, hasta ahora invisible para nosotros. Pasamos a meternos en este pasillo encajonado donde la nieve cambia de estado si no hemos madrugado lo suficiente.

Croquis de la ascensión
Giro al noeste para entrar en el encajonado corredor

Ahora la pendiente se hace muy uniforme (45 50º), llevándonos muy rápido hacia arriba. Mirar hacia atrás en este tramo es precioso, viendo como nos elevamos con la cara oeste del Picu justo detrás de nosotros.

Croquis de la ascensión
Espectacular imagen a nuestra espalda, con el Urriellu, la Morra, Aguja de los Martínez, etc, perdiendo altura frente a nuestro avance.

En el tramo final la canal estrecha aún más, quedando encajonados en un pasaje muy guapo. Justo antes de la salida que vemos que no tiene hoy la temida cornisa.

Croquis de la ascensión

Encontramos la salida vertical -pero no muy alta- pasando a la otra vertiente inclinada y dura. A dos metros a la izquierda encontramos la reunión del spit y maillón. La vista se abre al oeste con Cabrones-Torre Cerredo el Cornión al fondo y la Párdida muy cerca. Tenemos la cima a tiro de piedra para lo que tendremos que superar unos 40 metros con una trepada que no excederá del II+ (sin nieve).

Croquis de la ascensión
Croquis de la ascensión
Sector del Urriellu, desde la cima del Neverón.
Croquis de la ascensión
Norte de los Horcados Rojos, del Pico San Carlos y al fondo el Espigüete, en la Montaña Palentina.

Descendemos hasta el punto de salida del corredor, pudiendo destrepar o utilizando la instalación. Bajamos hacia la Párdida, hasta el fondo del hoyo desde donde viramos al norte por pendientes fáciles hasta la horcada Arenera.

Croquis de la ascensión
Croquis de la ascensión
Descenso sencillo primero hacia el oeste y luego al norte hasta la horcada Arenera. Al fondo Torre Cerredo y el Pico de los Cabrones.

Una vez a los pies de las Torres Areneras podemos ir de frente a la Brecha de los Cazadores, entre el Diente de Urriellu y el propio Neverón (en la foto de abajo, el collado de la derecha) donde destrepar por una pendiente de 55º (clavo y cordino) en un breve comienzo y luego pegados a la pared hasta coger la sencilla pala de 45 º que nos deja en las huellas de la mañana. Sólo queda el paseo de vuelta hasta la vega y dejarnos caer hasta Pandébano donde comenzamos por la mañana temprano.

Croquis de la ascensión

Distancia ida y vuelta desde Pandébano; 16,7 km. Desnivel acumulado; 1615 m.

mapa de la actividad
track
2019-08-29T11:57:02+00:00

Deje su comentario

Translate »