Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Aspe, norte clásica. Corredor Norte-Noreste, 400 m. 55º, AD

El Aspe es una de las montañas más emblemáticas del Pirineo Occidental. Situado en la parte alta del valle de Aisa, no llega a los 3000 metros de referencia en estas montañas. Aún así, es una montaña elegante que cuenta con buenas vías invernales, recorridos de esquí o de cresta, siendo uno de dosmiles imprescindibles de los Pirineos.

Su vertiente sur, ofrece pendientes progresivas casi hasta la cumbre muy factibles para las excursiones de esquí de montaña. Hacia el norte, encontramos un panorama bien distinto, con despeñaderos y verticales canales donde se han abierto varias rutas de alpinismo invernal, algunas de ellas de notable envergadura. El recorrido propuesto es el más fácil de esta vertiente, pero elegante y muy atractivo en invierno por la cómoda aproximación y relativa rapidez de ejecución. Hoy en día, el corredor Norte-Noreste, está considerado como la norte clásica a esta montaña.

Croquis de la ascensión
Croquis del ascenso con nuestras sensaciones. Foto desde la Tuca Blanca después de una buena nevada.

Aproximación: La cara norte del Aspe se levanta al sur de la estación de esquí de Candanchú (1550 m), punto de partida de esta actividad. Los esquís nos servirán  de ayuda sobre todo a nuestro regreso y además no necesitamos portearlos en la escalada, ya que pasaremos por la base de la pared de nuevo a la bajada.

Desde el parking de la estación, avanzamos los primeros metros al oeste por pistas sin apenas pendiente. A su fin, viramos a nuestra izquierda para tomar la pista “Rinconada” o la de “Sarrios”. Ambas nos llevan al collado de Tortiellas a unos 1950 metros y que identificamos fácil desde abajo. Según el mapa que adjunto abajo, había que seguir la siguiente secuencia de pistas: 15, 17 0 32, y por último la 33. Una vez en el collado atravesamos la pista Rey Juan Carlos I (22)  sin perder altura, teniendo ya el Aspe frente a nosotros. Sobre los 2100 m salimos de la estación bajando al valle inferior a través de una corta pero inclinada pendiente. A continuación de manera evidente, avanzamos por la poza superior de Tortiellas y después hasta la base de la cara NNE (2160 m)

Croquis de la ascensión
Mapa de pistas de Candanchú sobre el que orientarnos en la aproximación.
Croquis de la ascensión
Imagen de la Zapatilla al comienzo de la excursión.

Dificultad:  Está catalogada como AD. Las pendientes rondan los 45 a 50º. En la parte final y en algunos puntos esta alcaza los 55º. Si el recorrido presenta resaltes en roca habrá que añadir alguna corta trepada en mixto de escasa dificultad. Buen ambiente en todo el recorrido.

Material: En nieve con dos piolets será suficiente. De aflorar algún resalte en roca o hielo añadir unos fisureros, friends y algún tornillo.

Descenso: Utilizaremos para bajar la ruta normal en invierno desde el norte. Dejamos la cumbre hacia el suroeste por una inclinada pendiente hasta alcanzar el primer colladín. Desde el mismo hacia el norte por una pala (45º) normalmente dura. Continuamos con tendencia a la derecha (en sentido del descenso) hasta alcanzar un rellano que desemboca en la plataforma nevada que domina la primera parte de este itinerario.

CORREDOR NORTE-NORESTE

Alcanzamos por la derecha el ancho nevero que se despliega entre dos fajas de roca verticales. La primera parte de la ruta consiste una travesía ascendente a través esta amplia vira colgada (45º) soleada desde primera hora (preveer horario en primavera). La cruzamos hasta su extremo izquierdo donde nos elevamos por un corredor difuso (50º) que nos deja en una zona más abierta.

Croquis de la ascensión
Llegando al collado de Tortiellas, con la cumbre del Sombrero (Muralla de Boreau) asomando al fondo.
Croquis de la ascensión
En la entrada a la vía, se ve a nuestra derecha la ruta por la que posteriormente descenderemos.
Croquis de la ascensión
En la travesía del principio
Croquis de la ascensión
En el extremo izquierdo de la travesía inclinada, salimos rectos a coger la vertical del corredor (50º)
Croquis de la ascensión
Inclinación mantenida sobre 50º con cortos tramos a 55º
Croquis de la ascensión
Croquis de la ascensión
Llegando a la parte superior cerca de la arista
Croquis de la ascensión
La canaleta final nos deja pocos metros a la izquierda de la cima
Croquis de la ascensión
Una vez finalizado el corredor, una corta y sencilla trepada nos deja en la cumbre del Aspe. Foto aérea de J. García.
Croquis de la ascensión
Saliendo al sol de la cima. Al fondo a la derecha se ve el parking de Candanchú.
Croquis de la ascensión

Después de disfrutar un rato en la cumbre iniciamos el descenso bajando en dirección suroeste hasta la primera brecha (visible desde la cumbre) y nos metemos en la pala orientada al norte para continuar hasta el comienzo de la vía (foto de abajo)

Croquis de la ascensión
Desde la cumbre y hacia el oeste escrutamos el descenso. En la foto distinguimos la Llena de la Garganta, Llena del Bozo y el Bisaurín sobre el horizonte.

Una vez en la base, montamos las focas y remontamos hasta la parte alta de la estación de esquí. Desde allí en pocos minutos alcanzaremos el parking de Candanchú donde comenzamos la excursión.

Esta actividad la compartí con Marcos Aragón.

Febrero de 2020.

2020-03-24T16:25:27+00:00

Deje su comentario

Translate »